ESTADIO DEL ESPEJO (2° PARTE): REGISTROS IMAGINARIO-SIMBOLICO-REAL

AUTOR: Lic. Roberto Torres

 

Una de las ideas de este seminario es la articulación de los conceptos que conforman lo aspectos estructurales del psicoanálisis con la singularidad del caso clínico, del ejemplo literario, el hecho social etc, dialéctica doctrina-praxis centrada en la escena analítica del dispositivo clínico y en distintas escenas de la cultura, lo político. Es el trabajo que vamos a intentar recorrer, un devenir ligado a las invariantes estructurales que constituyen la infraestructura basal, soporte de lo humano que vamos a aglutinar alrededor de los registros Imaginario-Simbólico-Real.

En la clase anterior empezamos a pensar estos registros a partir del estadio del espejo en la escenificación de un niño de entre 6 a 18 meses, frente a la imagen de otro niño de la misma edad o la imagen que le devuelve un espejo, donde se encuentra realizando un movimiento, por ejemplo, al levantar una mano, el niño siente por primera vez un sentimiento exultante ante la vivencia de una unidad que le viene desde un afuera que unifica las sensaciones caóticas del cuerpo y el mundo, generando un sentimiento de sí, prolegómeno del futuro yo.

ESTADIO DEL ESPEJO 2ESTADIO DEL ESPEJO 3

Esta identificación a una primera totalidad unificante va a venir a velar-ocultar la fragmentación corporal propia de las diferentes estímulos que invadían al niño desde diferentes zonas corporales.

 

ESTADIO DEL ESPEJO FRAGMENTACION CORPORAL

FRAGMENTACION CORPORAL

 

Lacan se apoya en el modelo óptico de la experiencia del ramillete invertido (Fig. 3) que produce una imagen real, el efecto es que se ve la imagen del objeto donde el objeto no está. En esta figura tenemos una caja rectangular donde se oculta a la mirada un ramillete de flores que se encuentra al revés, flores hacia abajo. Arriba de la caja y a la vista tenemos un jarrón vacio, atrás se encuentra un espejo cóncavo con el que vamos a poder realizar la experiencia ilusoria al reflejar, según las leyes de reflexión de la óptica, las flores de abajo sobre el jarrón, logrando una imagen completa de un florero con flores.           Lo que tenemos que tener en cuenta en este modelo de la óptica geométrica es el hecho fundamental que la experiencia ilusoria solo se puede percibir desde un lugar determinado, en el cono espacial donde confluyen los rayos lumínicos reflejados por el espejo cóncavo, es ahí donde se dibuja el ojo, solo en esa posición se puede captar la imagen completa, si ese ojo-sujeto se desplaza se distorsiona el percepto, perdiendo nitidez, hasta borrarse y poder ver solo el jarrón, vacío, sin las flores. Es la zona de convergencia de los puntos reflectados de los rayos lumínicos, que va a permitir elaborar el lugar del sujeto y del registro simbólico.   

Las leyes de la óptica permite diferenciar: 1) por un lado una imagen real, que es producida por el espejo cóncavo, que se percibe como un objeto real, se confunde con él, generando un efecto de engaño, la ilusión de estar viendo un objeto pero en realidad es una imagen,  2) por otro lado tenemos la imagen virtual, que se produce gracias al espejo plano, como la imagen propiamente dicha, donde vemos el reflejo de nosotros mismos en el espejo, no nos confundimos en creer que hay otra persona por detrás de él, es nuestro propio cuerpo como imagen reproducida en la superficie . 

La experiencia del ramillete invertido puede servir para el montaje de un espectáculo de magia o de ilusionismo, donde el mago manipulando la escena, produce en los espectadores la ilusión óptica-perceptual de estar viendo realmente un ramillete de flores en el lugar donde no está, porque en la realidad solo existe un jarrón vacío, el montaje se debe centrar perfectamente para que en determinado movimiento produzca el efecto inesperado de aparecer unas flores inexistentes hasta ese momento. 

ESTADIO DEL ESPEJO

 

Lacan agrega al esquema del ramillete invertido un espejo plano enfrentado al cóncavo, que va a reflejar la imagen real de un modo virtual, es decir, el efecto ilusorio se va a reproducir nuevamente pero con la diferencia que ahora se va a desplazar sobre la superficie plana (no cóncava) mostrando la imagen completa detrás del espejo plano como convergencia de los rayos lumínicos en forma virtual. Esta suplementación la va a denominar “Experiencia del Florero Invertido”.

RELACION SUJETO - SUJETO IDEAL

Lo primero que hay que plantear es que Lacan al agregar el espejo plano incluye la función del Otro, lo que le da al experimento un giro fundamental, quedando la imagen real del espejo cóncavo como la imagen narcisista primaria que debe pasar por el filtro del Otro para hacerla humana, es la nueva instancia psíquica freudiana. De esta forma no hay imagen pura, como en el animal, sino que está atravesada por el registro simbólico.

En la experiencia del florero invertido el lugar del ojo-sujeto pasa del otro lado frente al espejo plano para poder percibir el efecto modificado, en esta posición no se puede percibir la imagen real producida por el espejo cóncavo, quedando excluida.

Este modelo analógico nos indica que el jarrón que envuelve a las flores representa al cuerpo con sus agujeros como las zonas erógenas, las flores señala a los objetos parciales de la pulsión. La imagen real del florero-jarrón del espejo cóncavo representa al cuerpo perdido en el proceso metafórico de la individuación y el sujeto indicado por el ojo representa al sujeto mítico previo a la simbolización, es así que por medio de la incorporación de lo simbólico pasa a constituirse el sujeto virtual, que es el que permite dar sentido a lo percibido. Para esto es necesario en forma previa elevar a algún otro a la dignidad de Otro, que da lugar a la ley (castración) y a la perdida de los restos de goce incestuoso (hay que perder el lazo con el objeto primitivo materno, objeto mítico, para ganar la propia existencia).

El elemento fundamental está dado en poder graficar y diferenciar el punto que regula, procesa la simbolización de lo percibido: 1) en el modelo óptico del ramillete invertido se produce a través del movimiento del ojo y 2) en la experiencia del florero invertido ya no queda librado a la voluntad del percipiente, sino a los avatares condicionantes del plano simbólico, que está más allá del sujeto, diagramado por el movimiento del espejo plano, su giro posibilitará o no la captura de la imagen completa, lo que está más cerca de la verdadera relación sujeto-Otro, donde el Otro determina, en forma inconsciente, al sujeto,  articulando la relación imaginario-real que ya  no depende del sujeto, de su posición ni de su accionar sino del movimiento (inclinación) del espejo plano, es decir, de lo simbólico. 

Alfredo Eidelsztein hace referencia al “Esquema Simplificado de los dos Espejos” de Lacan donde se agrega en el lugar del ojo, la relación S———SV. En este esquema vemos que por mediación del Otro 1) la imagen real del sujeto (S), el sujeto mítico previo a la incidencia de lo simbólico,  2) pasa a constituirse como virtual (SV), donde el sujeto se ve desde la posición en que lo vería otro, por efecto de la instancia de lo simbólico.

Lo simbólico, es lo que marca lo normativo, derivado de la instauración de la ley que permite la instauración de lo humano y guía-regula la conducta de los sujetos a través de la instancia del ideal del yo, vinculado a la interrelación entre los sujetos parlantes, implica la introyección del vinculo legalizante con el otro de la palabra. Por otro lado se produce la proyección sobre los objetos de la propia forma del sujeto, estamos en el reino del yo ideal, que hunde sus raíces en el narcisismo perdido. 

ESQUEMA SIMPLIFICADO

En el artículo “observaciones sobre el informe de Daniel Lagache” presenta otra modificación de S———-SV a $——–S,I. que presenta el proceso donde el sujeto barrado ($) por la incompletud de lo simbólico, al no haber un ste que pueda dar identidad al sujeto, es el ideal del yo ocupa el lugar faltante en el Otro y hace del $ un S. Este ideal del yo viene a velar la falta de la incompletud del conjunto significante, dando una ilusoria sensación de identidad y de cierta completud.

Por último vemos el modelo óptico completo con todos los agregados. Espero que les haya servido esta incursión por los senderos del estadio del espejo y los modelos ópticos y sus distintas modificaciones para poder representar con mayor semejanza los registros I.S.R, las instancias del yo, el sujeto, el narcisismo, el ideal del yo-yo ideal.

 

La seguimos………

Lic. Roberto Torres Psicólogo Córdoba tel. 152-016211