LA EPOCA Y EL SISTEMA CAPITALISTA: UNA ESCENA PARADOGICA

Autor: Lic Roberto Torres

VAGABUNDO

Excluidos del Sistema

Quiero presentarles la imagen ficcional de una Escena obscena situada en algún lugar exclusivo, producto de la sectorización urbana propia de la Epoca en que vivimos, Epoca que se muestra cada vez más como un producto de la obscenidad propia del sistema, sistema que se regodea de haber impuesto la moral capitalista y los cánones rectores del modo de funcionamiento del mercado. Sistema que se convierte en una inmensa maquinaria de gestión y administración de los procesos en curso, ambición egocéntrica, agente absoluto de la producción universal, con su tendencia irrefrenable a la globalización del planeta.

Pasemos a la Escena: -“La imagen nocturna de un linyera-vagabundo tirado en el suelo, contra la puerta de estrada de una lujosa boutique”-. Este vagabundo, de extremo abandono, podríamos describirlo como un sujeto cuyo estado de intoxicación es necesario para anestesiar el impacto de su expulsión, sucio, embarrado, costras en la piel, larga barba pegoteada con restos de comida, la ropa, una encima de la otra, superpuesta, engrasada que no dejan ver su verdadero cuerpo que parece un muñeco de Michelin. Tirado sobre un cerámico reluciente, contra la puerta majestuosa de la boutique toda vidriada, que trasparenta su amplio interior maravillosamente iluminado, con distintas tonalidades según el sector  al que pertenecen los productos (zapatos, vestidos, carteras, joyas). Todo esta montado para el placer visual, para atraer las miradas como un gran objeto agalmático, producto de una estética sofisticada.

Esta imagen ficcional muestra los extremos propios del funcionamiento del sistema, que necesita de la implementación de jerarquizaciones, desigualdades y alineamiento de los elementos de la estructura, para poder redistribuir perversamente la riqueza, es el resultado de una matriz lógica que despeja la ecuación simbólica que motoriza el proceso, agudizando las contradicciones que conviven en el propio cuerpo social.

Se formatea permanentemente las variables del sistema para poder extraer el máximo beneficio de algunos a costa de otros. En esta dinámica cada vez más deshumanizante se van cayendo por fuera del sistema un sinnúmero de sujetos expuestos a la enajenación extrema, pero también se universaliza y envilece modos de ser, pensar y sentir. Maquinaria espectral  que promueve el consumo por sobre todo, con modalidades de gestión para sostener y acentuar estas variables, apoyada en los desarrollos tecnológicos, para  lograr la las metas de plusvalía, única ecuación válida que dinamiza todo el movimiento planetario.

Vivimos una época donde nos interpelan como sujetos de consumo, para lo cual es necesario una explotación radical de la estética, hipertrofiar la demanda de mercancías, convertir la demanda en un acto voraz, compulsivo, que satura el deseo y  la autonomía del acto. Parece que no hay escapatoria posible a la gran maquinaria universal, así nos hace creer el sistema ideologizante, nos transmite que no hay opciones alternativas a lo dado,  es cierto que estamos inmersos en un gran sistema planificado que se infiltra por nuestras percepciones, pensamientos, sensaciones, sentimientos, pero esta es una parte de la verdad, la verdad no toda es como la significan los aparatos ideológicos del estado y de los diversos centros de poder, reduciendo la multiplicidad de los flujos de vida, seleccionando, filtrando lo que es saludable al sistema, manipulando los gustos y hábitos de la población.

Todo muta en la dinámica impuesta por la maquinaria del capital, metamorfosis de las subjetividades que las convierte en: frágiles (dominadas por la angustia y el vacío existencial), dependientes (al Otro del sistema), vulnerables (no pueden posicionarse, resistir), dóciles (aceptando la realidad impuesta), demandante (pidiendo más de lo mismo), consumistas (goce que pide más y más) paradojal (vivimos en el malestar pero demandamos lo que padecemos), nihilista (un descreimiento creciente por la insatisfacción permanente).

La imagen propuesta, devela la contradicción del sistema, 1) por un lado: proceso de esteticización del mundo representado metafóricamente por las luces de la boutique 2) por otro lado los restos excretados por la maquinaria representados por el vagabundo que ocupa el lugar de lo insoportable, recurriendo a la anestesia del tóxico para atenuar tanto exilio en su tierra. Existencia enajenada por los estragos de la maquinaria tiránica que empuja a la miseria y la locura. Somos vagabundos del sistema, degradados en nuestros posicionamientos éticos por tanta porquería mercantil y vínculos competitivos. Todo es beneficio propio, regulados por la contaduría del mercado, todo tiempo tiene su equivalente monetario, estamos adormecidos en el mundo globalizado, vomitamos excrecencias sin saberlo, destilamos olores nauseabundos tapados por el perfume de moda. Este resto excluido, expulsado del territorio de las representaciones validadas, sostiene el conjunto de la realidad en su consistencia ficcional como la única posible. No es así, el sistema hace síntomas por todos lados, nuevos colectivos de resistencia surgen a cada paso, subjetividades contraculturales destilan sus críticas y abren nuevos senderos alternativos, se levantan para transmitir que hay otras formas de vida posibles, otros mundos alternos, construyendo agenciamientos novedosos, creativos, alternativos al modelo vigente.

*Somos espectadores pasivos de la sociedad del espectáculo, arrastrados por el sistema

*Somos espectadores activos en la sociedad del espectáculo, demandamos + consumo

*El sistema captura las Subjetividades, las fragiliza, empobrece

*La Subjetividad atrapada en las redes del mercado, encontró su goce ahí

*La Demanda genera un círculo vicioso, es eso…. no es eso….. es eso…. no es eso

*La Demanda (fija, unidireccional) eclipsa el deseo (dialéctico)

*Circuito estetizante del mercado donde las luces de la ciudad seducen, atraen

*Circuito infernal del mercado, lo siniestro de la maquinaria empuja a la exclusión, generando vagabundos del sistema, parias, exiliados, locos…. una Mierda….

*Resistir es poder descolonizar el pensamiento

*Resistir es abrir nuevos flujos personales, grupales, colectivos

*Resistir es abrir el espacio poético

*Resistir es no ceder en las producciones deseantes

*Resistir es dar por el culo al sistema

*Resistir es producir lo nuevo, microacontecimientos, flujos creativos, re-volucionar