El Deseo desde el punto de vista de la producción deseante y pensada desde una perspectiva micropolítica, es decir sacamos al deseo por fuera de la clínica.

El perseverar en el ser está ligado a desarrollar la propia potencia, en lo que puede un cuerpo, una subjetividad, es decir en potenciar la producción deseante, como ese núcleo descentrado de fuerzas que genera toda la dialéctica subjetiva y colectiva.

Perseverar en el Ser es potenciar la propia vida, liberar fuerzas latentes, deconstruir la realidad planificada por el poder.

Esta producción deseante, si bien forma parte sustancial de nuestra esencia como humanos, no se da en forma natural, su devenir sobre la superficie está inhibida, hay un laberinto representacional con el que se topa en su camino, carteles, señalizaciones que marcan por donde debe dirigirse, algo de Eso es frenado, distorsionado, desviado, mediatizado a través de representaciones que el Otro social va infiltrando en las subjetividades.

El reino de la producción deseante es lo inconsciente, su estatuto es permanecer en la periferia, del otro lado de la frontera, impulsando, motorizando la existencia humana.

El sujeto consciente desconoce el propio origen de los efectos que se generan en su propio campo, hay una escisión (pliegue topológico) entre el fenómeno generador inconsciente y las articulaciones y elaboraciones conscientes.

 Siempre hay producción deseante, la diferencia está en que modos de vida produce y esto depende del posicionamiento del propio sujeto frente al mundo, en como lo habita,  en cómo se implica en el universo múltiple que está inmerso.

El sistema capitalista va a tender a pervertir el funcionamiento de los sujetos, colectivos y a los pueblos en general, cargando las existencias humanas con las representaciones ligadas a la maquinaria del mercado.

Esta realidad sociopolítica nos coloca en una situación compleja, paradójica, en el sentido que pensamos que estamos embarcados en acontecimientos que van a enriquecer nuestras vidas y sin embargo nos enredamos sintomáticamente en su empobrecimiento.